Contáctanos

InfoSur

“Se van a ir con todo”: Alejandro Moreno acusa amenazas contra el PRI por oponerse a la reforma eléctrica de López Obrador

Política

“Se van a ir con todo”: Alejandro Moreno acusa amenazas contra el PRI por oponerse a la reforma eléctrica de López Obrador

Manuel Velasco, senador del Verde, actúa como intermediario entre el líder priista y el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, y le advierte de que habría represalias si su partido no votaba a favor del proyecto legislativo, según una nueva filtración

EL PAÍS

ELÍAS CAMHAJI

Un nuevo capítulo de la guerra de audios en la política mexicana ha salido a la luz. Alejandro Moreno, líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ha exhibido este martes un audio en el que acusa amenazas del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador por oponerse a la reforma eléctrica, uno de los proyectos prioritarios para el presidente y su partido, Morena. La llamada telefónica, supuestamente grabada el pasado 8 de abril, es protagonizada por Moreno y Manuel Velasco, senador del Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Velasco, ahora parte del bloque gobernante, comenta a su antiguo aliado que tuvo una reunión con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, en la que le pidió pasar un recado: “Nuestro amigo [Augusto] habló con su jefe [López Obrador] ahí enfrente de mí y [dijo] que si no jalabas, se van a ir con todo”. Tras protagonizar varios escándalos en los últimos días por otros audios filtrados, Alito, como también se conoce al dirigente priista, asegura que la conversación es una prueba de que existe una “persecución política” en su contra.

“Qué bueno que me diste el recado”, responde Moreno. Velasco le dice a continuación que Augusto, a quien ambos se refieren como el número dos por su posición en el Gabinete, quiere sentarse a negociar con él y ver si pueden llegar a un acuerdo antes de la votación de la reforma. El senador y exgobernador de Chiapas cuenta que el secretario de Gobernación, que militó 25 años en el PRI antes de unirse a López Obrador, está “preocupado porque esto se va a poner muy tenso”. “Yo no entiendo que anden con esas amenazas, tuvimos diálogo, pero no cumplieron ningún acuerdo”, revira Alito. El líder priista, que sostiene que grabó la conversación por “seguridad”, repite varias veces la misma idea. “No me voy a doblar”, dice en una ocasión. “Primero está el país”, señala en otra, con tono solemne. “Si se van a venir con todo, que se vengan con todo, yo no tengo tema”, afirma con aire retador conforme avanza la platica. “Si algo tengo yo, es que me sobran huevos”, remata.

Moreno fue protagonista de varios audios filtrados por su rival política y actual gobernadora de Campeche, la morenista Layda Sansores, en las últimas semanas. “A los periodistas no hay que matarlos a balazos, hay que matarlos de hambre”, se escucha en uno de ellos. Tras el anuncio de Sansores de que este martes iba a hacer pública una nueva entrega del llamado audiogate, Alito dijo que las grabaciones estaba “truqueadas” y contraatacó con otra filtración, que en su cálculo lo deja bien parado, pero que vuelve a retratarlo como un político curtido a la vieja usanza priista: con la bravuconería de quien le “sobran huevos” y presto a los tratos en la trastienda del poder, incluso con sus mayores detractores.

En abril, la negociación por la aprobación de la reforma eléctrica estaba en su punto máximo. Hasta entonces, el PRI había jugado a la ambigüedad durante más de medio año y se dejaba cortejar por la coalición de gobierno de Morena, que necesitaba sus votos para lograr una mayoría calificada. El resto de la oposición se refería a la alianza como el Primor, un acrónimo que sintetizaba la repentina sociedad entre ambas formaciones, supuestamente opuestas. Moreno anunció el 4 de abril que la instrucción a sus legisladores era votar en contra, cuatro días antes de la conversación con Velasco. Días después, el líder priista convocó a un consejo en el que se amenazó con expulsar a quienes se decantaran por apoyar el proyecto de ley, según se menciona en la conversación destapada hace unas horas. Tras el fracaso legislativo, Morena acusó a los opositores de ser “traidores” y este martes, Mario Delgado, el presidente del partido, presentó una demanda ante la Fiscalía General de la República contra más de 220 diputados por “traición a la patria”.

El dardo de Moreno no solo va dirigido a Velasco y al Partido Verde, aliados históricos del PRI, sino contra el propio secretario de Gobernación, uno de los hombres de mayor confianza y principales operadores del presidente. “Adán es nuestro hermano, es nuestro amigo y lo conocemos desde hace años, pero si tiene instrucciones de su jefe, ¿qué le vamos a hacer?”, señala Alito, casi al final de la conversación. “Te agradezco mucho, güero, tú eres nuestro hermano, pero así no se puede y al final del día pueden meterme a mí a la cárcel, pero no pueden meter a cincuenta”, dice a su interlocutor, en una charla que se extiende por poco más de ocho minutos. La alianza con el PVEM ha sido uno de los arreglos políticos más cuestionados de Morena, sobre todo entre sus núcleos duros.

Las filtraciones de ida y vuelta se dan con las elecciones del próximo 5 de junio como telón de fondo. Morena se perfila como favorito en cuatro de los seis Estados en disputa: Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas. El PRI nunca había perdido una votación a gobernador en Hidalgo y solo perdió una en Oaxaca, dos de sus antiguos bastiones. El conservador Partido Acción Nacional (PAN) y sus aliados son favoritos a ganar en Aguascalientes y los pronósticos son divididos en Durango. Está por verse también si la guerra de audios no hace tambalear la alianza opositora entre el PRI, el PAN y el Partido de la Revolución Democrática, en especial con miras a los comicios presidenciales de 2024, y el propio liderazgo de Moreno dentro del PRI. Las primeras pistas pueden llegar con los resultados en las urnas del próximo domingo.

Sigue Leyendo
Tal vez te interese …
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más de Política

Ir Arriba