Contáctanos

InfoSur

Hallan billeteras e identificaciones, pero no sobrevivientes de accidente de avión en China

Mundo

Hallan billeteras e identificaciones, pero no sobrevivientes de accidente de avión en China

Las tareas de rescate en el sur de China, donde cayó un Boeing 737-800 de la aerolínea China Eastern con 132 personas a bordo dejó un pozo profundo en la ladera de la montaña, dijo un rescatista a medios locales, quien vio caer el avión mientras trabajaba en una granja y que golpeó una brecha en la montaña donde nadie vivía.

Las tareas de rescate en el sur de China, donde cayó un Boeing 737-800 de la aerolínea China Eastern con 132 personas a bordo dejó un pozo profundo en la ladera de la montaña, dijo un rescatista a medios locales, quien vio caer el avión mientras trabajaba en una granja y que golpeó una brecha en la montaña donde nadie vivía.

Más de 24 horas después de la catástrofe, las autoridades todavía no han emitido ningún parte oficial de víctimas. Rescatistas sólo han encontrado billeteras manchadas de barro, tarjetas bancarias. y documentos oficiales de identidad.

    “Hasta ahora los equipos de búsqueda y rescate no encontraron supervivientes”, dijo a la prensa Zhu Tao, responsable del departamento de seguridad de la aviación civil.

El avión realizaba el trayecto entre las ciudades de Kunming (suroeste) y Cantón (sureste) y despegó a las 13:15 hora local (05:15 GMT) del lunes antes de precipitarse a tierra en la región de Guangxi a las 14:38 hora local (06:38 GMT).

Tampoco se ha informado del hallazgo de las cajas negras, y las causas del siniestro siguen investigándose.

    “Teniendo en cuenta que la investigación acaba de comenzar, somos incapaces de tener una opinión clara sobre las causas del accidente, a partir de las informaciones que tenemos”, declaró.

Descenso en picado

    “El avión cayó en picado y parecía estar de una pieza durante el descenso. Pocos segundos más tarde, se estrelló”, asegura un residente de la zona citado por la agencia estatal Xinhua.

El testimonio de los testigos y algunos videos aún no verificados que circulan en medios chinos -muestran la caída del avión en picado- encajan con los datos del portal de seguimiento de vuelos FlightRadar24: la aeronave volaba a las 14:19 hora local (06.19 GMT) a una altitud de 29 mil 100 pies (ocho mil 870 metros) cuando, a unos 55 kilómetros al oeste de la localidad de Wuzhou, comenzó a descender.

El último punto de contacto del vuelo, según el portal, fue a unos 25 kilómetros al suroeste de Wuzhou, a una altitud de tres mil 225 pies (989 metros), a las 14:22 hora local (06.22 GMT), lo que supondría que en apenas tres minutos el aeroplano descendió casi ocho mil metros.

Difíciles tareas de rescate

El accidente provocó un incendio forestal en la zona, remota y montañosa, lo que supuso un desafío para los equipos de rescate, que informaron de dificultades a la hora de llevar camiones de bomberos a las inmediaciones.

Un lugareño describió a Xinhua haber visto un “gran agujero” en el lugar del impacto, a cuyo alrededor había “árboles derribados en un radio de 12 metros”.

El incendio fue sofocado en la tarde del lunes y los rescatistas, entre los cuales había más de mil bomberos, pudieron acceder al lugar del siniestro, a donde también acudieron más tarde soldados enviados por el Ejército chino, que movilizó a algunas de sus tropas en la zona para colaborar en la búsqueda, que se prolongó por la noche y continúa hoy.

    “Hay piezas del ala del avión, algunas de entre dos y tres metros. También hay escombros y restos, algunos de los cuales son probablemente piezas de ropa”, describió un trabajador citado por Xinhua.

La Comisión de Sanidad de Guangxi envió asimismo 36 ambulancias y 80 trabajadores médicos a la zona para asistir a posibles supervivientes y el viceprimer ministro chino Liu He se desplazó al lugar para supervisar las operaciones.

China Eastern cancela vuelos

China Eastern canceló hoy más de mil 900 vuelos en el país asiático, cifra que supone alrededor del 90 por ciento de los que debía operar hoy en todo el territorio chino.

La aerolínea, la segunda mayor del país por número de pasajeros, ordenó que todos sus aparatos Boeing 737-800, el modelo del avión estrellado, permaneciesen en tierra hasta que se tengan más datos sobre lo ocurrido, según la prensa local.

El suceso ha provocado caídas del valor bursátil de China Eastern: sus acciones bajaron hoy un 6,15 por ciento en la Bolsa de Shanghái y un 6,3 por ciento en la de Hong Kong, donde también cotiza.

Otras empresas chinas como Shanghai Airlines y China United Airlines también decidieron dejar en tierra sus 737-800 por el momento.

Según datos facilitados por Sina Finance, 23 aerolíneas chinas cuentan con modelos 737-800 en su flota, y este martes estaban previstos 853 vuelos de dicho modelo en el país asiático.

Las acciones de Boeing cayeron este lunes en la Bolsa de Nueva York un 3,59 por ciento.

Vigilancia en las redes

Algunas de las principales redes sociales del país como Weibo o la versión nacional de la aplicación de vídeos cortos Tiktok, Douyin, anunciaron que eliminarán las cuentas de los usuarios que bromeasen con el suceso o que lo usasen como reclamo publicitario o comercial.

    “La mayoría de internautas están siguiendo el desarrollo de la situación o rezando por las víctimas, pero algunos se burlaron del accidente o lo ridiculizaron”, explicó en un comunicado Weibo, que se opone “firmemente” a este tipo de comportamientos.

Weibo, que ha bloqueado temporal o indefinidamente 25 cuentas por infringir estas normas, pidió a sus usuarios que expresen sus opiniones “de forma racional” y les instó a “no publicar mensajes faltos de empatía”.

Ningún extranjero estaba a bordo del vuelo perdido, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores, citando una revisión preliminar.

Dinglong Culture, una compañía de Guangzhou tanto en minería como en producción de televisión y películas, dijo en un comunicado a la bolsa de valores de Shenzhen que su director financiero, Fang Fang, era un pasajero. Zhongxinghua, una firma de contabilidad utilizada por Dinglong, dijo que dos de sus empleados también estaban en el vuelo.

El lugar del accidente está rodeado por tres lados por montañas y accesible solo a pie y en motocicleta en un empinado camino de tierra en la región semitropical de Guangxi, famosa por algunos de los paisajes más espectaculares de China.

La lluvia cayó el martes por la tarde cuando las excavadoras cavaron un camino para facilitar el acceso, dijo la emisora estatal CCTV. La pendiente de la pendiente dificultaba el posicionamiento del equipo pesado.

Billeteras manchadas de barro. Tarjetas bancarias. Documentos oficiales de identidad. Conmovedores recordatorios de 132 vidas presuntamente perdidas fueron alineados por los trabajadores de rescate que recorrieron una remota ladera de una montaña china el martes en busca de los restos de un vuelo de China Eastern que un día antes inexplicablemente cayó del cielo y estalló en una enorme bola de fuego.

No se han encontrado sobrevivientes entre los 123 pasajeros y nueve miembros de la tripulación.

Los videoclips publicados por los medios estatales de China muestran pequeños trozos del avión Boeing 737-800 dispersos en una amplia área boscosa, algunos en campos verdes, otros en parches quemados con tierra cruda expuesta después de incendios que ardieron en los árboles. Cada pedazo de escombros tiene un número al lado, los más grandes marcados por cinta policial.

Mientras los miembros de la familia se reunían en los aeropuertos de destino y salida, lo que causó que el avión cayera del cielo poco antes de que hubiera comenzado su descenso a la metrópolis de Guangzhou, en el sur de China, seguía siendo un misterio. La búsqueda de las cajas negras, que contienen los datos de vuelo y las grabadoras de voz de la cabina, sería difícil, dijo la agencia oficial de noticias Xinhua, e involucraría drones y búsqueda manual.

Se estableció una base de operaciones cerca del lugar del accidente con vehículos de rescate, ambulancias y un camión de suministro de energía de emergencia estacionado en el estrecho espacio. Soldados y trabajadores de rescate peinaron el lugar carbonizado del accidente y la vegetación circundante muy densa.

La policía restringió el acceso, revisando cada vehículo que ingresaba a Molang, un pueblo cerca del lugar del accidente. Cinco personas con los ojos hinchados salieron del pueblo, se subieron a un automóvil y se fueron. Los espectadores dijeron que eran familiares de los pasajeros.

Los miembros de la familia se reunieron en los aeropuertos de Kunming y Guangzhou. Personas envueltas en mantas rosas y desplomadas en sillones de masaje se podían ver en un área de descanso para viajeros en el sótano de la de Kunming. Los trabajadores viajaban en colchones y traían comidas embolsadas. Un guardia de seguridad impidió la entrada de un periodista de AP, diciendo que “las entrevistas no están siendo aceptadas”.

En Guangzhou, los familiares fueron escoltados a un centro de recepción atendido por empleados que llevaban equipo de protección completo para protegerse contra el coronavirus.

Al menos cinco hoteles con más de 700 habitaciones habían sido requisados en el condado Teng de Wuzhou para miembros de la familia, informaron medios chinos.

Los trabajadores con trajes de materiales peligrosos instalaron un mostrador de registro y administraron pruebas de covid-19 en la entrada de un hotel, en las afueras de Molang. Un letrero decía: “El hotel está requisado para el uso de emergencia del accidente aéreo del 21 de marzo”. En otro hotel, un grupo de mujeres, algunas con chalecos con marcas de la Cruz Roja, se registraron en un mostrador del hotel instalado afuera.

El primer accidente aéreo fatal de la nación en más de una década dominó las noticias y las redes sociales de China. Líderes mundiales como boris johnson británico, narendra modi indio y justin trudeaucanse, publicaron sus condolencias en Twitter.

El presidente ejecutivo de Boeing, Dave Calhoun, dijo que la compañía estaba profundamente entristecida por la noticia y había ofrecido el apoyo total de sus expertos técnicos para ayudar en la investigación.

    “Los pensamientos de todos nosotros en Boeing están con los pasajeros y los miembros de la tripulación … así como sus familias y seres queridos”, escribió en un mensaje a los empleados de Boeing.

El avión fue entregado a la aerolínea en junio de 2015 y llevaba más de seis años volando.

Guangzhou es la capital de la provincia de Guangdong, hogar de fábricas impulsadas por la exportación que fabrican teléfonos inteligentes, juguetes, muebles y otros bienes. Su distrito de Auto City tiene empresas conjuntas operadas por Toyota, Nissan y otros. Kunming, la ciudad de salida que está a 1.100 kilómetros (680 millas) al oeste, es la capital de la provincia de Yunnan, un centro agrícola, minero y turístico que limita con el sudeste asiático.

China Eastern, que tiene su sede en Shanghai, ha puesto en tierra todos sus 737-800, dijo el Ministerio de Transporte de China. Los expertos en aviación dijeron que es inusual dejar en tierra toda una flota de aviones a menos que haya evidencia de un problema con el modelo.

El Boeing 737-800 ha estado volando desde 1998 y tiene un excelente historial de seguridad, dijo Hassan Shahidi, presidente de la Flight Safety Foundation. Es un modelo anterior al 737 Max, que estuvo en tierra en todo el mundo durante casi dos años después de accidentes mortales en 2018 y 2019.

Antes del lunes, el último accidente fatal de un avión de pasajeros chino ocurrió en agosto de 2010, cuando un Embraer ERJ 190-100 operado por Henan Airlines golpeó el suelo cerca de la pista en la ciudad nororiental de Yichun y se incendió. Transportaba a 96 personas y 44 de ellas murieron. Los investigadores culparon al error del piloto.

Fuente: Milenio

Sigue Leyendo
Tal vez te interese …
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más de Mundo

Ir Arriba