Contáctanos

InfoSur

Así era la mansión de Acapulco que Eduardo Capetillo y Biby Gaytán vendieron por sus deudas

Así era la mansión de Acapulco que Eduardo Capetillo y Biby Gaytán vendieron por sus deudas

Recorremos la casa que Eduardo Capetillo y Bibi Gaytán compraron en la década de los 90, pero que terminaron vendiendo por sus deudas con el Gobierno

Hace unos seis años, Eduardo Capetillo y Biby Gaytán decidieron poner a la venta la imponente mansión que tenían en las playas de Acapulco, cuyo valor en el mercado era de $1,852,949 dólares, aunque terminaron rematándola ante su necesidad de tener algo de dinero y así poder salir de los problemas que ya tenían con la Secretaría de Hacienda en México.

“Una fuente cercana a la pareja aseguró que el actor tiene problemas con Hacienda en México desde hace tiempo, ha intentado resolverlos llegando a acuerdos, pero no los ha solucionado, por ello decidió deshacerse de la propiedad”, informó la revista TVyNovelas en septiembre de 2015.

A pesar de que se vieron forzados a deshacerse de su casa de verano, la cual fue disfrutada a lo grande por sus hijos mayores, Alejandra, Ana Paula y Eduardo; el día de hoy ese hogar sigue presente en sus recuerdos y hasta en YouTube, gracias a la visita que Cristina Saralegui hizo a mediados de la década de los 90.

La propiedad, que se ubica justo frente al mar, cuenta con seis recámaras para los residentes y con otras más para el personal de servicio o para los invitados.

La pareja gozaba de vestíbulo, de cocina, de comedor, de sala de estar, de sala principal, de bar, de estudio de grabación, entre otras habitaciones.

Su cocina era semiabierta y bastante amplia. Estaba conformada por alacenas de color blanco, por electrodomésticos del mismo tono y por una isla central, la cual era utilizada por Biby para preparar algunos platillos de mar, pero también yucatecos y tabasqueños.

Al exterior, además de disfrutar de unas envidiables vistas de la Bahía de Acapulco, la familia también gozaba de una piscina con su respectiva área de spa, así como de una sala y de un comedor exterior, donde amaban pasar tiempo con sus amigos y con sus seres queridos, mientras a lo lejos observaban el imponente océano.

“Yo pienso que tener una casa en Acapulco y no tenerla así, al aire libre, es un crimen. Es lo que me gusta de esta casa, esta terraza tan abierta que tiene y el comedor, igualmente”, se sinceró el ex Timbiriche en el tour que le dio a la presentadora cubana por su propiedad de tres pisos.

Gracias a esa visita pudimos notar el buen gusto que Biby tiene para la decoración, pues ella misma se encargó del diseño interior.

“Realmente, la mayoría de las cosas las ha hecho Biby y a mí me gusta que ella se encargue de decorar la casa y de poner las cosas en su lugar”, confesó el también actor.

Fuente: La opinion

Sigue Leyendo
Tal vez te interese …
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más de

Ir Arriba